Los peligros del bumping para la seguridad del domicilio

Durante mucho tiempo el método bumping se ha mantenido siendo una técnica muy aplicada por los servicios cerrajeros para abrir cualquier tipo de puerta, además de que su aplicación se puede realizar con el uso de pocas herramientas, algo que ha llamado la atención de los ladrones para realizar estas mismas funciones.

¿Qué es el bumping?

Este método consiste básicamente en darle golpes a los pistones con el uso de una llave que ha sido manipulada precisamente para esta función en específico. De esta manera, la cantidad de golpes secos que reciben los pistones son los responsables de que los mismos se desplacen durante un corto periodo de tiempo.

Sin embargo, este pequeño periodo de tiempo es suficiente para que los servicios cerrajeros giren esta llave y logren abrir la puerta. Como puedes haber notado, cuando este método se aplica por las personas equivocadas se convierte automáticamente en una real amenaza para cualquier domicilio y a continuación te vamos a detallar el por qué.

Problemas relacionados al método bumping

El principal problema que ofrece este método es que la mayoría de cilindros en nuestro país son totalmente susceptibles a esta técnica, inclusive podemos decir que el 90% de los cilindros europeos no cuentan con la seguridad suficiente para evitar este tipo de atentados.

Si esto no te parece suficiente, en la actualidad cualquier persona puede obtener la información necesaria para practicar este método por su propia cuenta hasta perfeccionarlo, algo que se puede encontrar fácilmente en cualquier web, así como también en vídeos donde se explica paso a paso las técnicas que se deben realizar.

Por otra parte, no debemos olvidar mencionar que la aplicación de este método es capaz de no dejar ningún rastro que pudiera dar la voz de alarma en el vecindario durante nuestra ausencia, algo que permite que esta técnica pueda ser aún más peligrosa si se realiza por las personas equivocadas.

¿Qué hacer para no ser víctima de esta técnica?

Solicitar una llave personalizada es una de las mejores opciones para no ser víctima de la aplicación de este método, algo en que nos puede ayudar un servicio cerrajero.

Inclusive en la actualidad se pueden conseguir cerraduras y llaves anti bumping que son capaces de evitar que cualquier persona pueda entrar a tu casa sin ningún problema luego de haber intentado esta peligrosa técnica, lo que permite que sea una de las llaves más recomendadas del mercado.