¿Cómo proteger las viviendas vacacionales de robos?

Muchos de nosotros tenemos alguna vivienda vacacional a la que vamos durante el verano o cualquier otra época del año para pasar un momento alejado con la familia de toda la rutina de nuestro entorno, siendo el caso más común el de casas pequeñas en algún pueblo o un apartamento cerca de la playa.

Consejos para evitar los robos en temporadas bajas

Cuando estas vacaciones terminan, es necesario mantenerlas totalmente seguras ya que automáticamente quedan a la disposición de los ladronesque pretendan ingresar a ellas para robar cualquier cosa de valor. Por esta razón, algunos consejos que indican los servicios cerrajeros para evitar este tipo de emergencias son los siguientes:

  • El primer consejo y el más común de todos es siempre contar con una persona de confianza que pueda estar pendiente de tu vivienda. En este caso lo más aconsejable es que sea una persona que viva cerca de la casa o apartamento vacacional para que se acerque cada cierto tiempo a verificar que todo esté en orden, así como también de cumplir otras tareas como mantenerla limpia.

  • Aunque se trate de una casa con jardín o un apartamento de un complejo residencial, nunca es recomendable dejar las llaves escondidas ni bajo de la alfombra,ni dentro de una maceta y mucho menos bajo una piedra.

En el caso de los apartamentos, si existe algún vigilante, no está de más dejarle una copia de las llavespara que pueda estar atento ante cualquier eventualidad (No necesariamente un robo) y en los casos de una casa lo más seguro es darle la responsabilidad a un vecino de confianza.

  • Uno de los mejores consejos que indican los servicios cerrajeros es no llamar la atención. Esto puede ser posible manteniendo un color de puerta neutro o similar al de la mayoría de los apartamentos, ya que cuando un a puerta es diferente a las demás, tiende a llamar la atención de los ladrones y es precisamente esto lo que se quiere evitar, algo que se puede combinar con la instalación de una cerradura más segura.

  • Para finalizar, uno de los consejos más evidentes es que siempre te asegures de cerrar bien tu puerta, y con cerrar bien nos estamos refiriendo a que eches la llave varias veces y comprobar que la puerta se cierre de la manera correcta, algo que también aplica en todas las puertas del interior y las ventanas.